Historia que debería ser escuchada y aprender de ella!

Sabes a veces me pongo a leer y escuchar algunos audios que guardo de ti. Siempre me decías lo que no te gustaba de mí y era tan terca, siempre pensé que amarte tanto me daba el derecho de portarme como una niña caprichosa. Tenías razón, una acción trae como consecuencia una reacción, pero el mensaje que me hizo ver y comprender fue donde me dijiste que tenías muchas dudas, fue como ver en lo más profundo de ti.

Lo que siento por ti por muchos años me dio la esperanza que volvería a verte y que yo era la mujer ideal para ti, incluso llegué a decirte que nadie te iba amar como yo te he amado. Cuando en realidad sólo tú puedes saber quién es que te ha amado más. A veces decías que yo tenía una forma posesiva de amor y por eso me decías que en cierta forma lo dudabas.

Escuchar ese audio me enseñó que todos tenemos nuestra propia historia, yo sólo pensé en lo que era importante para mí y no en lo que tu querías. Desde ese día aprendí que amar realmente a alguien es verlo feliz y sin ataduras y eso es lo que quiero para ti, que sigas viviendo con pasión y que recuerdes que nunca es tarde para comenzar de nuevo y lograr muchas cosas, yo estoy convencida que lograrás mucho, talvez son cosas mías como sueles decirme, pero estoy depositando en Dios que así será.

La verdadera felicidad está ahí en darle pasión a lo que nos hace sentir vivo yo lo he hecho contigo pero de manera egoísta nunca me detuve a preguntar que era lo que realmente querías.

Sabes algo, ya no me enojo si no hablamos o si duras en contestar, y trato de no pensar tanto en nosotros estoy aprendiendo a callar mis sentimientos y no porque no te ame, sino, que si estamos destinados a ser amigos aprenderé amar nuestra amistad, guardé la ilusión durante estos meses de que volverías a decir que era tu novia pero no fue así. Ahora sólo deseo que seas feliz y estar ahí para apoyarte en lo que pueda siempre que me lo permitas.

Nunca dejaré de amarte pero estoy aprendiendo a amar con libertad tengo mis sentimientos sin culparme ni culpar a nadie de no ser amada. Pero tenías razón, te presioné y falté de muchas maneras, ahora lo que me importa es disfrutar de la amistad si es lo que tu corazón me puede dar.

Quería decirte estas cosas que estaba sintiendo.

Fuente de la noticia: Anonimo

About Author

Bronly De Jesus

Empresario del sector turístico desde el año 1992. Experto en gestión empresarial, operaciones del transporte, manejo de crisis y apasionado por la verdad, la justicia y las buenas noticias.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *