Estamos criando a los hijos de hoy en un mundo tecnológico que los está colocando en una vida virtual, sin fundamentos sociales, deberes y respeto a sus padres ni personas mayores,  la generación de los 70’s y 80’s, cuando nuestros padres y abuelos hablaban y se le escuchaba, había respeto, lo cual hoy día es muy cuestionado, pocos no tiene el dolor de cabeza por las infinitas circunstancias creadas por la juventud y la rebeldía a la que han llegado.

En los estudios estamos en la sencillez del internet, no como antes, leer varios libros en  la biblioteca varias cuadras o más de un kilómetros, sin nadie que nos lleve como hoy día, a donde quiera que van hoy es en Transporte, en taxi o Uber, y sino el padre o la madre son los choferes de ello, lo usual no les enseñamos a dar  las gracias por el favor, como que ser padres es un deber y/o obligación para llevarlos y aprende la ingratitud.

Hoy día hay más de una casa hay dos cabeza o jefes de familia y ahí nuestros hijos están ganando terreno pues cuando quieren algo, solo tienen que jugar a cual si les autoriza, preguntar a uno sino autoriza, luego preguntar al otro, hasta crear una discusión por la respuesta que ambos al final realizan, ya que no se ponen de acuerdo para las autorizaciones y los hijos logran crear una posición cómoda para ellos. Los padres le damos fuerza, ello no nacieron con ella, cada vez que le quitamos la autoridad a uno “esposo o esposa” al otro “padre o madre”, quien se queda con la razón al final son ellos “los hijos” pues luego convierten el juego de “quien autoriza o desautoriza” a su favor, le pregunta a uno y luego al otro para hacer la contradicción y fortalecer su posición.

Si un niño o joven tiene un problema en el centro de estudio, los padreas en su gran mayoría van a la defensiva al centro, reclaman, en vez de disciplinar a los hijos, que en su gran mayoría provocan esta situación. Un ejemplo: la limitación del uso de celulares durante clases, cuando se lo retienen por romper el reglamento, vienen los padres y amenazan al centro, “el celular, se lo he comprado y no tienen derecho a retirárselo”, son de los casos ya ocurridos y de ahí los hijos no tener respeto a los profesores ni al centro. Entre otros temas más graves que ocurren en el día a día de clases y otras áreas de vida social.

Confucio decía “Educa a tus hijos con un poco de hambre y un poco de frío”.

Hace unos siglos un famoso pensador griego dijo: “Lo único permanente es que vivimos en mundo de cambios” 

¿Cómo debe ser la crianza de los niños? …   Hay muchas respuestas y se han hecho muchos estudios y hoy día se pueden tomar algunos para mejorar la calidad de enseña familiar, así mejorar la sociedad, de acuerdo a los fundamentos de que la mejor sociedad comienza en una buena educación familiar.

Nueve pasos para una crianza más eficaz

  1. Estimule la autoestima de su hijo. …
  2. Reconozca las buenas acciones. …
  3. Establezca límites y sea coherente con la disciplina. …
  4. Hágase un tiempo para sus hijos. …
  5. Sea un buen modelo a seguir. …
  6. Haga de la comunicación una prioridad. …
  7. Sea flexible y esté dispuesto a adaptar su estilo de crianza. …
  8. Demuestre que su amor es incondicional
  9. Esté consciente de sus propias necesidades y limitaciones como padre Fuente: (ver fuente así le ayude a usar este contenido)  https://kidshealth.org/es/parents/nine-steps-esp.html

Debemos reconstruir la educación desde la familia!!!

La educación de hoy, familia ha sido la raíz principal de la sociedad

Estamos criando a los hijos de hoy en un mundo tecnológico que los está colocando en una vida virtual, sin fundamentos sociales, deberes y respeto a sus padres ni personas mayores,  la generación de los 70’s y 80’s, cuando nuestros padres y abuelos hablaban y se le escuchaba, había respeto, lo cual hoy día es muy cuestionado, pocos no tiene el dolor de cabeza por las infinitas circunstancias creadas por la juventud y la rebeldía a la que han llegado.

En los estudios estamos en la sencillez del internet, no como antes, leer varios libros en  la biblioteca varias cuadras o más de un kilómetros, sin nadie que nos lleve como hoy día, a donde quiera que van hoy es en Transporte, en taxi o Uber, y sino el padre o la madre son los choferes de ello, lo usual no les enseñamos a dar  las gracias por el favor, como que ser padres es un deber y/o obligación para llevarlos y aprende la ingratitud.

Hoy día hay más de una casa hay dos cabeza o jefes de familia y ahí nuestros hijos están ganando terreno pues cuando quieren algo, solo tienen que jugar a cual si les autoriza, preguntar a uno sino autoriza, luego preguntar al otro, hasta crear una discusión por la respuesta que ambos al final realizan, ya que no se ponen de acuerdo para las autorizaciones y los hijos logran crear una posición cómoda para ellos. Los padres le damos fuerza, ello no nacieron con ella, cada vez que le quitamos la autoridad a uno “esposo o esposa” al otro “padre o madre”, quien se queda con la razón al final son ellos “los hijos” pues luego convierten el juego de “quien autoriza o desautoriza” a su favor, le pregunta a uno y luego al otro para hacer la contradicción y fortalecer su posición.

Si un niño o joven tiene un problema en el centro de estudio, los padreas en su gran mayoría van a la defensiva al centro, reclaman, en vez de disciplinar a los hijos, que en su gran mayoría provocan esta situación. Un ejemplo: la limitación del uso de celulares durante clases, cuando se lo retienen por romper el reglamento, vienen los padres y amenazan al centro, “el celular, se lo he comprado y no tienen derecho a retirárselo”, son de los casos ya ocurridos y de ahí los hijos no tener respeto a los profesores ni al centro. Entre otros temas más graves que ocurren en el día a día de clases y otras áreas de vida social.

Confucio decía “Educa a tus hijos con un poco de hambre y un poco de frío”.

Hace unos siglos un famoso pensador griego dijo: “Lo único permanente es que vivimos en mundo de cambios” 

¿Cómo debe ser la crianza de los niños? …   Hay muchas respuestas y se han hecho muchos estudios y hoy día se pueden tomar algunos para mejorar la calidad de enseña familiar, así mejorar la sociedad, de acuerdo a los fundamentos de que la mejor sociedad comienza en una buena educación familiar.

Nueve pasos para una crianza más eficaz

  1. Estimule la autoestima de su hijo. …
  2. Reconozca las buenas acciones. …
  3. Establezca límites y sea coherente con la disciplina. …
  4. Hágase un tiempo para sus hijos. …
  5. Sea un buen modelo a seguir. …
  6. Haga de la comunicación una prioridad. …
  7. Sea flexible y esté dispuesto a adaptar su estilo de crianza. …
  8. Demuestre que su amor es incondicional
  9. Esté consciente de sus propias necesidades y limitaciones como padre Fuente: (ver fuente así le ayude a usar este contenido)  https://kidshealth.org/es/parents/nine-steps-esp.html

Debemos reconstruir la educación desde la familia!!!

About Author

Bronly De Jesus

Empresario del sector turístico desde el año 1992. Experto en gestión empresarial, operaciones del transporte, manejo de crisis y apasionado por la verdad, la justicia y las buenas noticias.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *